A todos los artilleros de España

AL LLEGAR AL FINAL DE CADA PÁGINA, PICHA EN "Entradas antíguas", Y SEGUIRAS DISFRUTANDO, DE AQUELLOS LEJANOS RECUERDOS, QUE AUN HOY TE EMOCIONAN. ¡GRACIAS!

Bienvenidos al blog del antiguo Sargento Lozano. Aquel que ingresó en el Ejército, un 15 de abril del 75, voluntario en la Base de Parque y Talleres de Automovilismo de Córdoba, que ascendió a Cabo en dicha Unidad y Especialidad, y a Cabo 1º de Artillería a finales de ese mismo año, siendo destinado al C.I.R 4 de Obejo, hasta su ingreso en la Academia de Suboficiales en septiembre del 76. El mismo, que tres años después, un 6 de agosto del 79, hizo su presentación en el Regimiento de Artillería de Campaña nº14 (porque decían, que era lo más parecido a la Legión), con sus dorados galones de Sargento, junto a otros queridos compañeros de la III Promoción de la A.G.B. de Suboficiales. El que se fue haciendo hombre, y adquiriendo experiencia gracias a su tropa, de la que ha aprendido a lo largo de los 31 años de servicio, mucho de lo que hoy presume de saber.

En un momento de nostalgia, buscando en mi pequeña biblioteca particular, ese querido baúl de los recuerdos, donde tengo a mano, los libros más importantes de mi vida, tomé aquel que con motivo de la festividad de Santa Bárbara de 1981, me regaló la 5ª Batería del IIº Grupo del RACA 14, y dedicado por el Capitán de la misma D. José Luis Palomar Millán.

Su título: SEVILLA Y LA ARTILLERIA, escrito por el entonces coronel D. Enrique de la Vega Viguera. Y me dije: ¡que mejor nombre para este blog, que el de una de las obras más emblemáticas de la literatura militar y sevillana a la vez!.

También guardo como un pequeño tesoro, ese otro libro, escrito por el mismo autor en 1992, titulado "El Regimiento de Artillería de Sevilla" (EL CATORCE). Por ello, el nombre de este blog, es un pequeño homenaje, al tristemente desaparecido Coronel De la Vega, así como a todos los oficiales, suboficiales, pero sobretodo a la tropa, de nuestra artillería, y también ¡como no! a la ciudad de Sevilla, sin olvidar mi querida Córdoba natal.

La finalidad de este blog, es lograr un lugar de encuentro, para todos aquellas personas que hayan tenido un vínculo con la Artillería española, y más concretamente sevillana y cordobesa, a través de los tiempos. Pero también para todos aquellos, que sin ser ni haber sido artilleros, se sientan unidos sentimentalmente a nuestras Fuerzas Armadas.

Aquí tiene sitio, todo aquel que desee contar sus experiencias “cuarteleras”, durante aquella “mili”, que tanto maldecía en su juventud, y que con el paso de los años, comienza a traerles añorados recuerdos.

También tienen cita, todos aquellos que encontraron en el Servicio Militar a buenos amigos, y que desde el día que recibieron “la blanca”, no han vuelto a encontrarse.

No importa el lugar donde te encuentres, lo importante es localizar a ese compañero de fatiga y juerga, del que un día te despediste, sin darle importancia, y ahora después de muchos años, recuerdas los buenos momentos vividos, entre aquellos muros que formaban nuestro Acuartelamiento.

Todos sois bien recibidos, podéis contar anécdotas de los servicios de entonces, de maniobras, y porqué no, con el respeto que siempre caracteriza a un buen artillero, de los mandos con los que compartisteis aquellos inolvidables meses.

Tengo la esperanza, de que no solo la tropa colabore, y de que algún suboficial u oficial se anime también, a dejar su sello en este blog.

Mi intención es centrarme en la Artillería de Sevilla, y más concretamente en el histórico Regimiento de Artillería de Campaña nº 14 ("La legión chica"), como muchos de vosotros la denominábais, y El GAAAL 2, (Unidades que en tiempo ocuparon los terrenos del Acuartelamiento Daoiz y Velarde).

Pero sería injusto olvidar a mi II Grupo del Regimiento de Artillería Antiaérea nº 74 (El Copero), que desde la disolución del mencionado y mítico RACA 14, ha tomado el relevo artillero en la ciudad, y quisiera dedicarle su merecido espacio, ya que fue testigo de mi despedida, y de mi adiós a numerosos amigos.

También quisiera invitar a colaborar, a todos aquellos componentes de la Agrupación Táctica CORDOBA, con la que compartí siete inolvidables meses allá por 1994 en tierras Balcánicas, y en particular al Grupo de Artillería de Campaña ATP X con sede en Cerro Muriano, herederos del ilustre RACA 42, donde realicé el curso de cabo 1º, y aprendí mis primeros conceptos sobre la Artillería, y que tanto supuso en mi vida profesional y personal. Espero con ilusión vuestros valiosos comentarios. Animo desde este blog, a todo aquel apasionado de la Artillería o del Ejército en general, visite la página web de la Brigada Mecanizada Guzmán el Bueno X, (no tiene desperdicio). ¡Enhorabuena! http://www.ejercito.mde.es/organizacion/brimzx/gaca_x/inicio.htm
Todos estáis invitados a participar, es más, espero con ilusión recibir en mi correo, todas aquellas fotografías o videos relacionados con armamento, personal, acuartelamientos, maniobras, así como comentarios, recuerdos y anécdotas que marcaron vuestra vida (supongo que para bien), aunque reconozco que de todo habrá.

Un saludo para todos aquellos, que en su corazón albergan aún encendida, y a pesar del paso inexorable del tiempo, la llama de la dorada bombeta artillera. Y como dice nuestro himno: "Marchemos siempre unidos".

Para algunos seré su antiguo Sargento y Sargento Primero de la década de los ochenta, para otros su Brigada de los noventa, y para aquellos que compartieron conmigo los últimos siete años de servicio hasta el 2006, seré su Subteniente, pero que no le quepa duda a ninguno, que para todos seré Antonio Lozano, su amigo.

Un abrazo para todos.

Nuestra Patrona Santa Bárbara.

Nuestra Patrona Santa Bárbara.
"Y si un día Patrona te hicimos del valiente Artillero Español, fue al pensar en tu gloria que brilla, más radiante y más pura que el sol". Pinchando en la foto, podreis ver un video de la última celebración de nuestra Patrona en el RACA 14

¡ Nuestros héroes !

¡ Nuestros héroes !

Nuestro Escudo

Nuestro Escudo

¡ Y NUESTROS ESTANDARTES DEL REGIMIENTO !

¡ Y NUESTROS ESTANDARTES DEL REGIMIENTO !

Fachada principal del RACA 14

Fachada principal del RACA 14
ATP M-109

ENTRADA AL ACUARTELAMIENTO

ENTRADA AL ACUARTELAMIENTO
En un principio el suelo era de adoquines, y el Sargento Lozano con un reducido pelotón de artilleros, trajeron en varios camiones, procedente de la desaparecida Frábrica de Artillería, las planchas metálicas que le dieron mayor belleza a la entrada. Por el se accedía al Cuerpo de Guardia, Sala de Estandartes, Oficinas de la PL.M.M., Sala de visitas, y al Patio de Armas. ¿Donde estarán en la actualidad, los bancos y rejas forjadas, las elegantes lámparas, las impresionantes vidrieras, los originales azulejos? ¡Que pena! Según me apunta mi antiguo comandante Barón, las chapas metálicas que tomé de la Fábrica de Artillería para el túnel de la entrada, fueron tramitadas su regalo al Regimiento por el TCOL. de la misma, ante el Director de la Fábrica, don Alfonso Barón y Rojas-Marcos, dado, su afección a todo lo que oliera al 14.

Vista aérea del RACA 14

Vista aérea del RACA 14

ESTANDARTES DEL REGIMIENTO

ESTANDARTES DEL REGIMIENTO

NUESTROS ULTIMOS CORONELES JEFES DEL REGIMIENTO

NUESTROS ULTIMOS CORONELES JEFES DEL REGIMIENTO
"A MI QUERIDO AMIGO CHIRLACHI"

Ayer, a la caída de la tarde y acompañado por su fiel e inseparable “Luna”, saludé a mi amigo Chirlachi (el apodo, se lo colocaron en la Academia Militar allá por el 77).
Caminaba cabizbajo, sus ojos húmedos, delataban una profunda amargura y desolación. Necesitaba desahogarse, y me comentó que estaba hundido, desde que unos médicos con bata blanca y doradas estrellas en el pecho, decidieron que por su estado de salud, no era recomendable que siguiera en activo.
¡Que sabrán esos matasanos!, murmuraba por lo bajo.
Ya le noté algo cambiado, a su regreso de Los Balcanes allá por el 94. Hablaba de honor, de dignidad, de amor al servicio, de compañerismo, términos obsoletos en estos tiempos, y comenzó a sentirse incomprendido.
Así llegó un mal día, y una mezcla de tristeza, confusión, y nostalgia se apoderaron de él. Me dijo que le negaron cursos de perfeccionamiento, porque afirmaban que su sitio no estaba en el campo con la tropa, que a su edad era “carne de oficina”. Después de esto, ya nunca fue el mismo, no levantó cabeza.
Se sintió ignorado y abandonado por sus superiores, lo dijo públicamente, y eso le costó un adiós sin despedida. Tras una vida plenamente dedicada a la milicia, en el 2006 colgó el hábito mimetizado.
Cuando se marchó, las lágrimas le traicionaron, pero como solía inculcar a sus artilleros, lo hizo “con la cabeza alta, sacando pecho, y la conciencia muy tranquila”.
Dice que anda perdido, que no logra encontrarse. Las noches de vigilia son eternas, en ellas sueña despierto, con agotadoras marchas, con amenas teóricas, con brillantes desfiles.
Cada mañana, como un sonámbulo mira las bombetas doradas de su uniforme de gala, acaricia con mimo sus medallas, le da brillo a su viejo sable, y sobretodo recuerda....guardias, maniobras, y a sus queridos soldados, solo le queda eso....¡31 años, de recuerdos!.
Llora a escondidas, y sufre en silencio. Con su espinita clavada, aparenta ser feliz, solo por su familia. Se siente confuso, utilizado, y olvidado.
Desde entonces, para mitigar su ansiedad, para levantar su ánimo, para sentirse útil, se dedica a escribir “Cartas al Director” en algunos Diarios. ¡Suerte amigo Chirlachi!


Carta al compañero desconocido
Antonio Lozano Herrera


El Brigada Rafael (Libro "EL CATORCE")

El Brigada Rafael (Libro "EL CATORCE")
Jefe de la Banda de Trompetas del Regimiento

El Maestro Rafael

El Maestro Rafael

EN MEMORIA DEL BRIGADA RAFAEL MACIAS

El Brigada D. Rafael Macías Borras, logró tener a sus órdenes una de las mejores Bandas de Trompetas de nuestro Ejército. Nacido en el sevillano barrio de San Bernardo, ingresó en el Regimiento Montado de Artillería en 1901 con catorce años de edad. Actuaba en numerosos actos oficiales, siendo el principal la Semana Santa, destacando entre sus toques “Retreta y Polca”.
En la Semana Santa de 1929 que coincidía con la inauguración de la Exposición Iberoamericana, llegaron a Sevilla los Reyes, y con ellos la Banda del Regimiento de Húsares de la Princesa. Estos, acompañaban en el desfile procesional a la Hermandad de Las Cigarreras, mientras que la Banda del Tercero Ligero, dirigida por el Brigada Rafael, encabezaba la Cofradía de Montesión. Ambas Bandas se cruzaron en La Campana, donde acababa de actuar la de Madrid. Rafael, con la elegancia que le caracterizaba, se apoyó sobre los estribos de la montura de su caballo, giró su cuerpo hacia atrás, levantó el brazo izquierdo con su clarín bien visible, e inició la marcha de “Los Campanilleros”.
El público entusiasmado aclamaba y aplaudía al Maestro, y la Banda de los Húsares se tuvo que rendir, ante la grandiosidad de los toques de la Banda de nuestro Regimiento. En reconocimiento, el Rey Alfonso XIII, regaló al Brigada, un clarín con su firma y la boquilla de oro.
El gran esfuerzo, y pundonor que ponía en cada actuación, desgarrándose la garganta en cada toque, le hizo caer enfermo de una grave dolencia pulmonar, que le obligó a pasar a retiro en 1931.
Se comenta, que en la Semana Santa de dicho año, no pudo desfilar con la banda, y que el dolor le embargaba al verla por las calles sevillanas, sin el entusiasmo popular de costumbre. Por ello, enfermo, solicitó permiso al Coronel de la Unidad, para que le permitiera mandar aquel día su Banda. Se le autorizó, y el resultado fue apoteósico, volviendo a ser la de siempre. Por eso, D. Rafael Macías tendrá siempre un lugar privilegiado en la historia del Tercero Ligero, antigua denominación del RACA 14.


Clarín del Brigada Rafael, donada por su familia al Regimiento

Clarín del Brigada Rafael, donada por su familia al Regimiento
Obsequio del Rey Alfonso XIII y del Ayuntamiento de Sevilla en 1929

Antiguo Monumento a los Caidos en el RACA 14

Antiguo Monumento a los Caidos en el RACA 14
Inaugurado por el Coronel Esquivias en 1973 (Libro "EL CATORCE")

Ultimo Monumento a los Caidos del RACA 14

Ultimo Monumento a los Caidos del RACA 14
Inaugurado en 1989 con motivo del 50 aniversario del Regimiento con la actual denominación. (Libro "EL CATORCE")

Reyes Magos en RACA 14

Reyes Magos en RACA 14
Capitanes Santos Buendía, Silva Palma, y el Sargento Primero Lozano Herrera (¡por un día en la vida, no me tocó hacer de negro!)

Los Reyes de España presidiendo las Bodas de Oro del RACA 14 (05-03-1990)

Los Reyes de España presidiendo las Bodas de Oro del RACA 14 (05-03-1990)
Mandaba el Regimiento el Coronel D. Virgilio Lagares Caminero, y la formación estuvo al mando del Tcol. D. Salvador Santos Imbroda

Los Reyes firmando en el Libro de Honor del Regimiento

Los Reyes firmando en el Libro de Honor del Regimiento
Fotos tomadas del libro EL CATORCE

Coro de la Hermandad del Rocío de Sevilla

Coro de la Hermandad del Rocío de Sevilla
Esta fotografía del Coro de la Hermandad del Rocío de Sevilla, data del 5 de marzo de 1990, día en el que SS.MM. Los Reyes de España, nos honraron con su presencia, presidiendo el 50 aniversario del RACA 14. También actuaron con nuestro Coro de Artilleros, al mando de nuestro querido Pater Don Constancio, y del por entonces Teniente Ángel Cano Martín. Esta información, me ha facilitado el mencionado oficial, como también me ha dicho, que el Coro no solo actuó ese día; también lo hizo en Capitanía, Ceuta y Granada, con la música de la DIMZ, 2 (Soria 9), al mando del Cap. Abel Moreno. Ángel Cano, me envía un fuerte abrazo para aquellos oficiales, suboficiales, cabos 1º, y su querida tropa, de quienes asegura aprendió mucho.
Gracias amigo Ángel, siempre a tus órdenes.

Jura de Bandera, en el Patio de Armas del Acuartelamiento

Jura de Bandera, en el Patio de Armas del Acuartelamiento
Mis siempre amigos Capitán Palomar junto al Pater y los entonces sargentos, Pascual, Raposo, y Contreras

¡Aquellas Juras de Bandera!

¡Aquellas Juras de Bandera!
Padres y novias dando calor a los nuevos artilleros

Comedor del Acuartelamiento

Comedor del Acuartelamiento
Libro "EL CATORCE"

El antiguo Picadero, convertido en Gimnasio del Acuartemlamiento.

El antiguo Picadero, convertido en Gimnasio del Acuartemlamiento.
LIBRO "EL CATORCE"

El famoso "Corral de la Pacheca" del RACA 14

El famoso "Corral de la Pacheca" del RACA 14
¡Cuantas tertulias cuarteleras esconden sus paredes!

RACA 14 PATRIMONIO DE SEVILLA

El 31 de diciembre del 95, el Ministerio de Defensa, con el “ordeno y mando” que caracteriza a nuestro colectivo, creyó oportuno el cierre del mítico y legendario Acuartelamiento Daoiz y Velarde. Según él, la modernización del Ejército, así lo exigía. Hoy doce años después, y pese a haber sido parte importante de la historia de la ciudad de Sevilla, permanece en un lamentable e inconcebible estado de abandono. Desde aquel primer día, en que sus inmensos portones echaron el cerrojazo, quedó al alcance de vándalos, chorizos, y okupas, que avasallaron con todo cuanto de valor permanecía en su interior, bancos forjados, artísticas rejas, maderas nobles, antiquísimos paños de azulejos sevillanos, bellos mosaicos de vidrio, y un largo etc. difícil y doloroso de calcular.Puedo asegurar que era hermoso, tanto, que se comentaba que su fin sería adaptarlo a museo, archivo, escuela ecuestre, universidad u organismo oficial, respetando su emblemática fachada, sus calles empedradas, sus misteriosas garitas, sus enormes dormitorios y cocina, con intenso olor a rancho cuartelero, pero sobre todo aquel Patio de Armas, con aroma a naranjos.La realidad es que se muere, que agoniza, que dentro de poco, ya nada quedará de él, solo el recuerdo. Sus terrenos pasarán a albergar, acogedores y modernos apartamentos.Muchas guardias, desfiles, servicios, teóricas, anécdotas, y charlas “cantineras”, alrededor de las croquetas de Nieves y Paco, se esconden entre sus muros. Viernes de solemnes Actos a los Caídos, de eternas formaciones, de incontables firmes, descansos y a cubrirse, de un dos patata y arroz, y de vivas a España.¡Hay mi RACA 14!, Regimiento señero de la historia militar española ¡cómo te añoro!. Cuantos paseos con trinchas, a la luz de la luna, ¡alto quien va, santo y seña!, ¡retretas floreadas!, ¡imaginaria agua!, ¡Batería el Capitán!
El transcurrir inexorable del tiempo, los “cacos”, y la desidia de algunos mandos, han terminado contigo.
Sr. Ministro, cuando dé la orden a excavadoras, picos y palas, estas se pondrán a trabajar a la voz de “de frente paso ligero ¡ar!”, pero no le quepa duda, de que estará acabando con el valioso patrimonio de una “Muy Noble, Leal, Heroica, Invicta y Mariana, ciudad de Sevilla”.

Escrito por el Subteniente Antonio Lozano Herrera, y publicado en el ABC de Sevilla, el 18 de febrero de 2008.


Aeropuerto de San Pablo (Sevilla), 29-03-1994

Aeropuerto de San Pablo (Sevilla), 29-03-1994
Pinchando sobre la fotografía, podrás leer la carta publicada por el Diario "El País", el 24-05-2007

Foto publicada en el "Diario Córdoba" el 30 de marzo de 1994

Foto publicada en el "Diario Córdoba" el 30 de marzo de 1994
El Brigada Lozano partiendo para Bosnia

Patrullando por los alrededores de Mostar en un BMR.

Patrullando por los alrededores de Mostar en un BMR.
Intérprete Zelko Jelaska, Brigada Lozano y Capitán Gómez

Al fondo, el Puente Viejo de Mostar, verdadera joya arquitectónica, totalmente destruido.

Al fondo, el Puente Viejo de Mostar, verdadera joya arquitectónica, totalmente destruido.

Repartiendo regalos a mis niños bosnios

Repartiendo regalos a mis niños bosnios

Soldado Raquel Gallego, Capitán Daniel Ruiz, y Brigada Antonio Lozano, repartiendo misiones

Soldado Raquel Gallego, Capitán Daniel Ruiz, y Brigada Antonio Lozano, repartiendo misiones

Mi primera Guardia en el Destacamento de Medjugorje (Bosnia-Herzegovina)

Mi primera Guardia en el Destacamento de Medjugorje (Bosnia-Herzegovina)

Capitán Gómez y Brigada Lozano embarcados en el rio Neretva de Mostar

Capitán Gómez y Brigada Lozano embarcados en el rio Neretva de Mostar

El orgullo de tener un hijo artillero

El orgullo de tener un hijo artillero
Rafael Lozano Torrico

¡ Y verlo jurar Bandera !

¡ Y verlo jurar Bandera !
(12 de noviembre del 2000)

Su abuelo Rafael Torrico Beltrán, jurando Bandera el mismo día que su nieto

Su abuelo Rafael Torrico Beltrán, jurando Bandera el mismo día que su nieto
Camposoto, San Fernando (Cádiz). Noviembre 2000

A la memoria de mi padre ¡ Ese gran hombre y artillero !

A la memoria de mi padre ¡ Ese gran hombre y artillero !
José Lozano Márquez

MI HOMENAJE AL CABO LOZANO

En una guerra civil, cuando eres un chiquillo, rara vez te dan la oportunidad de elegir bando. En la mayoría de los casos, depende de la zona en que te sorprenda su inicio, para ser reclutado por rebeldes o leales, monárquicos o republicanos, fachas o rojos. Solo se trata, de una maldita lotería, a la que te obligan a jugar, con la seguridad de que siempre pierdes.
Por ello, ahora que está de actualidad la “Ley de la Memoria Histórica”, con su abanderado al frente, “el abuelo, capitán Lozano", quisiera, aun no siendo presidente, reivindicar mi personal memoria, cuyo protagonista se llamaba también Lozano. Pero este no era oficial, solo alcanzó el modesto empleo de cabo. Con diecisiete años, y sin saber de alzamientos, revoluciones, y cruzadas, se vio con un fusil al hombro, una mochila a la espalda, y un uniforme que nunca había elegido, simplemente fue “el premio o castigo” en ese mencionado y extraño sorteo. No portaba estrellas, unos simples galones rojos adornaban su pecho, distinción por saber leer y escribir. Comprobó con amargura, como en la trinchera opuesta, se encontraban familiares y amigos, sin entender con certeza porqué se disparaban. El cabo Lozano, no murió fusilado, la diosa fortuna así lo quiso.Una vez acabada la contienda fratricida, se casó, y trabajó sin descanso, para educar con dignidad a sus hijos. A estos, les legó un testamento, que no hablaba de vencedores y vencidos, de odios, venganzas, o recelos, muy al contrario, su mensaje siempre fue de tolerancia, respeto, y paz. ¡GRACIAS PAPÁ!

Mi hermano, "El Prenda de la Caleta" en 1968, vistiendo el uniforme de Cabo, allá en Cerro Muriano

Mi hermano, "El Prenda de la Caleta" en 1968, vistiendo el uniforme de Cabo, allá en Cerro Muriano
Pincha en la foto, y comprobarás la belleza de su arte.

Vista aérea del RAAA 74 (EL COPERO)

Vista aérea del RAAA 74          (EL COPERO)

Despacho del Coronel jefe del RAAA 74

Despacho del Coronel jefe del RAAA 74

PL.M.M. del RAAA 74

PL.M.M. del RAAA 74

Patio de Armas de EL COPERO y Munumento a los Caidos

Patio de Armas de EL COPERO y Munumento a los Caidos

Fachada de la USAC de EL COPERO

Fachada de la USAC de EL COPERO

Dormitorio de tropa femenino

Dormitorio de tropa femenino

Hogar del Soldado de El Copero

Hogar del Soldado de El Copero

Comedor de El Copero

Comedor de El Copero

Artilleros con uniforme de época.

Artilleros con uniforme de época.

¡Siempre te recordaremos!

¡Siempre te recordaremos!
Francisco Hidalgo Gil
A LA MEMORIA,
DE UN AMIGO Y COMPAÑERO
El miércoles 26 te dije adiós Paquito. La muerte, no ha querido esperar a la vejez para llevarte. Cuando todo te sonreía, cuando los amigos te admiraban por tu nobleza, y la juventud te acompañaba, en plena primavera de la vida, y en acto de servicio, la carretera, esa maldita y traicionera carretera, a la que tantas veces le habías plantado cara, ha decidido alejarte de nosotros.
No te fuiste acompañado de la soledad, sino de todo un pueblo lebrijano, que junto a tus amigos de Unidad (RAAA 74), se unieron para date el último adiós.
Te has marchado, como solo lo hacen los héroes, con la bandera de España cubriendo tu féretro, y las salvas de honor, disparada por tus compañeros, que a la vez que apretaban el gatillo con un nudo en la garganta, eran incapaces de controlar las lágrimas.
Estoy seguro que nos vistes, y te fuiste con la satisfacción, de haber dejado una huella imborrable, en el corazón de los que allí, llorábamos tu ausencia.
Erais una autentica piña, un equipo al que durante años, he tenido la suerte de pertenecer. A mi lado, se encuentra mi hijo, sí, tu querido amigo Rafael, que llora sin consuelo como un chiquillo, tu desdichada muerte. Paradojas de la vida, cuando se disponía a divertirse en la feria, cuando pensaba que quizás, podía encontrarse con su amigo Paquito Hidalgo en alguna caseta, para charlar y reíros, como hacíais a menudo, le llegó el golpe. Te puedo asegurar que está hundido, porque ha perdido a esa persona entrañable, con la que ha disfrutado, en numerosas maniobras, compartiendo trabajo, comida, y ocio. Además, de muchas horas, al volante del mismo camión.
Recuerdo esos días en Galicia, recogiendo chapapote, al igual que aquellas clases del curso de cabo, momentos que me sirvieron, para poder disfrutar de tu compañía. Tu sonrisa me acompañará siempre, esa que te caracterizaba, porque casi a todo sabias darle, su toque de humor, ¡bien sabias tu, que esta vida, solo es una broma! Aunque en ocasiones, una broma pesada. Agradezco tus llamadas y visitas, interesándote por mi salud, desbordaba humanidad como pocos. Guardaré siempre tu número en mi móvil, para llamarte al Cielo, cuando necesite una sonrisa. Y recuerda ese Himno que hemos cantado juntos, en infinitas ocasiones ¡LA MUERTE, NO ES EL FINAL!

Abril de 2006
Antonio Lozano Herrera
Subteniente de Artillería


FERNANDO CASTRO RONCERO

FERNANDO CASTRO RONCERO

Portada de uno de sus discos

Portada de uno de sus discos
Pincha en la foto, y escucharás uno de sus grandes éxitos
AL CANTAUTOR SEVILLANO FERNANDO CASTRO

Muchas han sido las ocasiones que me he preguntado ¡qué habrá sido de aquel bohemio y soñador!. ¡Éramos tantos, los que solo veíamos en ti, a un loco lunático, lleno de inalcanzables proyectos, pero con una sonrisa infantil, hasta en los momentos más difíciles!.
Yo sé, que en el fondo sufrías al verte incomprendido, porque eras diferente; tu soñabas despierto, mientras nosotros intentábamos vivir dormidos. Hablabas rápido, porque tus ideas, eran más veloces que tu voz. Mirabas con valentía e ilusión al futuro, sin resignarte a compartir la monotonía diaria. Vivías y disfrutabas nuestra profesión militar, con la savia que tu abuelo materno te inyectó en las venas.
Como buen artillero, siempre al pie del cañón, pero lo tuyo no era el ejército ¡aunque lo amabas!. Habías nacido para la música, y te marchaste a otra Unidad, para cambiar las ráfagas de fúsil, por el redoble de un tambor en la Banda de Música del antiguo “Soria 9”.
Con tu ausencia, muchos de los que te ignorábamos, y sonreíamos cuando dejabas volar la imaginación ¡y doy fe de que volaba alta!, nos dimos cuenta, del gran hueco humano que dejaste.
Coincidimos en algunos desfiles, todos marchábamos con la marcialidad que el ritmo de tu tambor nos marcaba. Nos saludábamos, y me comentabas con un brillo especial en los ojos, lo bonito que te iba la vida. Más tarde supe que tu talento ha dejado huella en bares y pubs de Sevilla, luchando por alcanzar aquellos sueños, que solo tu sabías que se cumplirían. ¡No seré yo, el que me suba al carro de los pitonisos, alegando que me lo imaginaba!. En ésta egoísta sociedad, donde a los soñadores se les denomina simples ilusos, son muy pocos los que consiguen tocar el cielo, antes de ser marcados con el maldito sello de la locura.
Te ha llegado el éxito y la fama, gracias a tu voz y a ese “pianito flamenco”, cuyas teclas acaricias con mimo. Por eso te felicito Fernando, con la certeza de que si en los futuros conciertos, te dejas acompañar por tu Virgen de la Paz, y tu madre África, la musa que te inspira desde donde bailan los gitanos, el triunfo no se te escapa.

Subteniente de Artillería
Antonio Lozano Herrera




Brigada Lozano donando sangre junto a su Sección

Brigada Lozano donando sangre junto a su Sección

GALICIA: OPERACION CHAPAPOTE

GALICIA: OPERACION CHAPAPOTE
Mi querida Sección "Quita Chapapote" Febrero del 2003

Alojados en un Polideportivo

Alojados en un Polideportivo
Aquellos grandes compañeros, de la Bia de Servicios del IIº Grupo del RAAA 74

Anécdota en las playas gallegas.

Anécdota en las playas gallegas.
El conductor de la máquina, que estaba durmiendo en la arena a pierna suelta, mientras nosotros trabajábamos duro, se indignó porque le manchamos su pala automática, al subirnos para hacernos la foto. No esperaba que le ofrecieramos cubo y pala, para que nos ayudara a coger chapapote, a cambio de limpierle el vehículo. Por supuesto, no aceptó.

Subteniente Lozano y su hijo el artillero Rafael Lozano en la costa gallega

Subteniente Lozano y su hijo el artillero Rafael Lozano en la costa gallega
¡Gracias hijo! Siempre orgulloso de tu trabajo y comportamiento.

En las profundidades de los acantilados

En las profundidades de los acantilados

Trabajo y buen rollo.

Trabajo y buen rollo.

Acto homanaje a los Caídos

Acto homanaje a los Caídos
Subteniente Lozano, al mando de una Unidad.

Un descanso en la marcha para consultar el plano.

Un descanso en la marcha para consultar el plano.
Academia de Suboficiales, Tremp (Lérida), 1976

Aquellos compañeros de la Academia de Artillería

Aquellos compañeros de la Academia de Artillería

Pieza del 105/26, haciendo fuego sobre "La mujer muerta" (Segovia 1977)

Pieza del 105/26, haciendo fuego sobre "La mujer muerta" (Segovia 1977)
El segundo por la derecha, el alumno de la Academía de Artillería Antonio Lozano.

Aquellos compañeros del RAAA 74

Aquellos compañeros del RAAA 74

Un futuro artillero

Un futuro artillero
Melchor, el hijo de mi viejo amigo de igual nombre, aprendiendo el espíritu artillero de su padre.

Día de las Fuerzas Armadas en Sevilla

Día de las Fuerzas Armadas en Sevilla
Pincha en la foto, y leerás la carta publicada en el Diario ABC, titulada: Sevilla y su Ejército

Gracias a mi tropa

Gracias a mi tropa
Si pinchas en la foto, aparecerá la carta publicada en ABC de Sevilla. ¡Que caro cuesta en ocasiones, decir la verdad!

El subteniente Lozano, el día de su despedida.

El subteniente Lozano, el día de su despedida.
Dos de Mayo del 2006, junto al monumento a Daoiz (Plaza de la Gavidia). Gracias a todos aquellos que tanto me han apoyado, en estos 31 años de servicio.

A mis amigos y compañeros en Kosovo

30 de marzo de 2009
A MIS VIEJOS COMPAÑEROS EN KOSOVO
Hoy muy temprano, antes de que el sol se levantara, me he encontrado con mi amigo Chirlachi. Como cada mañana había sacado su perro a pasear. Cuando lo miro, me siento triste, porque pienso en el cambio que ha dado su vida. Hasta hace poco, a esta hora, ya se encontraba con su Batería, en ropa de gimnasia, a la cabeza de sus artilleros, corriendo por esos campos repletos de naranjos, que rodean El Copero.
Me ha dicho, que esta noche apenas ha dormido, desde que ayer, le llegara un correo desde Kosovo, de uno de sus artilleros más queridos. Se le nota emocionado, y me comenta lo que daría por estar allí, por volver a pasar hambre, frío, pero con la satisfacción de hacer algo util, de ayudar al necesitado, con el orgullo de saber que está junto a sus viejos soldados, trabajando otra vez codo con codo, y realizando una misión importante. Volver a sentir, aquella grata sensación, que sintió en Bosnia hace ya ¡tantos años!.
Me ha dicho, que se ha enterado que mi blog es leído por sus artilleros en Kosovo, y me ha pedido el favor de que desde este, les agradezca a todos, que aún se acuerden de el.
Por eso desde aquí, y en nombre de mi amigo Chirlachi, les envio un fuerte abrazo a todos los componentes del RAAA 74, y demás unidades, desplazados en Kosovo. Les deseo toda la suerte del mundo, para que realicen la misión encomendada, con la profesionalidad que les caracteriza. Vuestro amigo y compañero Chirlachi, sabe que sois los mejores, y vuestros mandos estarán orgullosos de vosotros como el lo está, con la certeza de que dejaréis el nombre de ESPAÑA, en lo más alto.
Un fuerte abrazo de vuestro amigo artillero.

Correo recibido por Chirlachi, y que me ha pedido que redacte en mi blog, como muestra de agradecimiento.

Querido Subteniente, por casualidad he encontrado el blog "Sevilla y la Artillería" en Internet. Me ha hecho recordar viejos y buenos momentos con algunos compañeros, aunque muchos seguimos en el mismo lugar donde usted nos dejo. A día de hoy, gran parte de esa Batería que mandaba en el RAAA 74 ( la 1ª Bía), se encuentra desplegada en Misión de Paz en Kosovo , dado que en el Grupo, siempre ha sido la primera en destacarse en todo lo que hace, como usted inculcó en su día, haciéndolo con orgullo y sacrificio. Con esto, solo quiero que sepa, que siempre tendrá a sus subordinados y amigos, para lo que le haga falta. Como usted decía "la Sección Legionaria" tanto de reclutas como de profesionales, son raíces para forjar buenas personas y militares, de aquellos que ostentamos el lujo de pertenecer a éste arma, como es la Artillería. ¡Me alegra tanto poder contactar con usted!, pues no sabía nada desde aquel fatídico día, del sepelio de nuestro compañero y muy admirado amigo Paco. Espero seguir leyendo en este blog, cosas como las que he podido leer, y enorgullecerme de seguir perteneciendo al mismo arma.
Un cordial saludo y abrazo desde Kosovo: L. M. G. R. (Cabo de la 5ª Bía del GAAAM II/74 ).


- Llevas razón amigo Chirlachi, debe ser dificil conciliar el sueño, después de leer tan entrañable carta.

viernes, 3 de julio de 2009

LA FRASE DE HOY

Tenía tan mala memoria que se olvidó de que tenía mala memoria, y se acordó de todo.

(Ramón Gómez de la Serna)

INTERROGANTES Y PREGUNTAS SOBRE CONCESION DE MEDALLAS MILITARES


Hoy he llegado a la parte del libro donde se conmemora las gestas de nuestro Regimiento en la desgraciada Guerra Civil española. Polémico tema, pero al que hay que hincar el diente por donde sea, a riego de quedarnos sin dentadura.
Recuerdo aquellas inmensas placas de mármol en el túnel de entrada del 14. En ellas se podían leer el empleo, nombre, y fecha de fallecimiento en acto de servicio, de cuantos integrantes de nuestro Regimiento, perdieron la vida en aquella guerra. ¡Cuántas noches de guardias he leído uno a uno esas inscripciones, talladas con precisión.
Había cosas que me llamaban la atención, pero eran nimias, como por ejemplo que los allí recordados, ostentaban el “Don”, desde el empleo de comandante hasta el de ajustador, que tenía consideración de suboficial. A continuación, a los cabos, artilleros 1º, y artilleros 2º, se les negaba dicho tratamiento.
También observé, que los fallecidos iban relacionados por empleos militares, comenzando por el de comandante y dentro de cada empleo el orden era por fecha de sus heroicas muertes, pero esta forma de proceder, duraba hasta el último suboficial. A partir de entonces, aparecían los cabos y demás artilleros, pero curiosamente estos no se ajustaban a un orden cronológico de fallecimiento, sino a un orden alfabético, es decir, primero los que su nombre empezaban por “A”, aunque muriese en el 39, después los que empezaban por "B", aunque muriese en el 36, y así sucesivamente, sin molestarse en ordenarlos por las fechas, en que según se afirmaba ofrecieron sus vidas por la Patria, como si habían hecho con los oficiales y suboficiales.
Muchos estarán pensando, ¡este Lozano es un polemista! ¡No! ¡Este Lozano es una persona, que se ha vuelto un pelín suspicaz!.
Es más, ahora que me he leído y releído todas las vicisitudes de aquellas batallas y gestas realizadas por las unidades de nuestro Regimiento, me imagino que como igual que en todos, a la hora de la concesión de importantes condecoraciones, el criterio es muy extraño.
Me explico: En el apartado “Muertes en Campaña y Medallas Militares”, aparece aquellos que fueron premiados con la “Medalla Militar” y la orden de concesión de la misma, y empezando por el Capitán D. Vicente Pérez de Sevilla y Ayala (13-10-36), Teniente D. Ramón Valle Colmenares (05-04-37), Alférez de Complemento D. Manuel Lizaur y Pablo (04-05-37), Capitán D. Luis Alarcón de la Lastra (25-05-37), Comandante D. Ricardo Arjona Brieva (17-12-38), Capitán D. Joaquín Cárdenas Llavanera (14-08-39), Capitán D. Fernando Barón y Mora Figueroa (30-03-41), y Alférez D. Luis Finat Escriva de Romani, reiterando mi admiración por los mencionados, y su heroico proceder para tan digna condecoración, tengo que preguntar a quien me pueda contestar, y ojalá alguien me saque de la duda ¿Por qué no aparece ningún suboficial ni tropa entre los merecedores a tan noble distinción? De todos aquellos que componen la larga lista de suboficiales y tropa fallecida, ¿ninguno hizo méritos para obtener igual importante galardón, como el recibido por los oficiales mencionados?
Mi pregunta es, simplemente para rendirle el homenaje que se merece, si hubo algún Brigada, Sargento, Cabo o Soldado condecorado con la Medalla Militar individual. Teniendo en cuenta que los oficiales fallecidos fueron veinte, y los suboficiales y tropa superaban la cifra de 140 ¿Cuántas Medallas Militares individuales, recibieron estos últimos?
Según lo leído esta Medalla es concedida a todos los integrantes del Ejército, desde soldado a general, y sirve de recompensa ejemplar e inmediata de los hechos y servicios muy notorios y distinguidos, realizados frente al enemigo. ¡Solo fueron valientes los oficiales!
Sé que habrá quien me asegurará, que obtuvieron varias Medallas Colectivas, y que en ellas van incluidos dichos suboficiales y artilleros, como también una Laureada Colectiva.
A esos le diré, que en mi Hoja de Servicios, aparece la “Medalla de Oro de Andalucía”, y la “Medalla de Oro de la Ciudad de Córdoba”, ¡qué bien suena verdad! ¡pero ambas colectivas!, y tan nobles, dignos, ilustres, y honorables títulos, no me abren las puertas del despacho del Presidente Andaluz, ni del Alcalde de Córdoba, es más, no se sirven ni para que se me permita tomarme el dichoso cafelito en el Casino Militar.
Que nadie busque en mi texto raras interpretaciones, ni fantasmas donde no los hay, solo la admiración y el respeto hacia aquellos que fueron condecorados por su heroico valor, y el deseo de este viejo y olvidado suboficial, por intentar homenajear a aquellos postergados artilleros, que también vivieron con honor y murieron con valor.

Antonio Lozano Herrera
Subteniente de Artillería

FOTOS ENVIADAS POR D. MANUEL VILLENA VILLAR, DE HORNACHOS





Don Manuel Villena Villar de la población de Hornachos, me ha pedido información sobre la Operación "Hornachos-73" para un interesante trabajo sobre la historia del pueblo que está realizando. Yo le he enviado todo aquello que he podido recopilar de viejos libros militares, y el como agradecimiento, ha tenido la gentileza de enviarme estas tres inéditas fotografía de aquellas importantes maniobras.
¡GRACIAS MANUEL!

APUNTES Y FECHAS IMPORTANTES






105/30 75/27 65/17

Al término de la Guerra Civil, en 1939, el que había sido Tercero Ligero, pasaría a denominarse Regimiento de Artillería Divisionaria número 14, quedando constituido por la Plana Mayor, una Batería de Destino, y otra de Depósito, junto con tres Grupos de Armas, con materiales del 105/30 para el primero, del 75/27 para el segundo, asignándose al tercero el pequeño pero eficiente 65/17.

LA BOLA AMARILLA Y EL BICHO PELUDO

Sucedió creo recordar a principios de 1980, el sargento Lozano se encontraba de servicio de Semana, acabó de pasar lista de retreta a la 5ª Batería, rompió filas, y marchó a dar novedades al oficial de guardia. ¡No había novedad!. Después acudió a la Batería como de costumbre, a presenciar el relevo entre el cuartelero, y el primer imaginaria, y asegurarse de que este sabía sus obligaciones. ¿Cuántos dormían?, ¿cuál era el armamento custodiado en la armería?, ¿a qué hora tenía que llamar al segundo imaginaria?, ¿Cómo actuar en caso de alarma? ¿cómo dar novedades a cualquier superior que llegase a la unidad? y algunas cosillas más. Más tarde, acudió a la Sala de Suboficiales donde tomó un café, preparó el estadillo de Diana del día siguiente, charló un rato con los demás compañeros de servicio, y se dispuso a volver a la Batería, para observar el toque de silencio y descansar, pues el día había sido largo, y eran tiempos duros para dicho servicio, ya que no se paraba en las 24 horas. ¡Cuarenta formaciones!, ¡cincuenta estadillos!, ¡mil novedades!, ¡instrucción de orden cerrado!, ¡mantenimiento de piezas, y vehículos!, etc.
El dormitorio del suboficial, era de uso conjunto para la 4ª y 5ª Bía. Existían dos camas en el, una para cada sargento de servicio, pero como en aquella ocasión el servicio de sargento de semana de la 4ª Bía lo realizaba un Cabo 1º, y este tenía su propio dormitorio, quedaba una cama libre.
Cuando entró en la Batería, el imaginaria se cuadró y dio novedades al sargento. Este le dio las buenas noches, y abrió la puerta de su dormitorio dispuesto a dormir, con el convencimiento de que se lo encontraría vacio.
Lo primero que vio fue un impresionante bicho peludo sobre la mesita de noche, echó mano de su pistola reglamentaria, con la intención de defenderse si fuese atacado por este. Echó un vistazo y comprobó horrorizado, como sobre la almohada de la cama que se supone debería estar vacía, asomaba una extraña bola de un tono amarillento. El sargento dio un respingo y salió corriendo.
¡Imaginaria!, ¡imaginaria! gritaba, buscando ayuda.
A la orden mi sargento, ¿Qué le ocurre?
Coge el machete y acompáñame, un bicho raro ha entrado en mi habitación.
Los dos entraron en el dormitorio, el sargento con su pistola de 9 milímetro largo, de la época (aun no había parabelum), y el imaginaria empuñando el machete.
Cuando volvieron a ver la escena, el sargento miró al imaginaria buscando una explicación al peludo bichejo de la mesita de noche, y a la bola amarillenta sobre la almohada. En aquel momento se escuchó una voz que decía: ¡Cojones, queréis apagar la dichosa luz y dejarme dormir, que acabo de llegar de Córdoba y estoy cansado! Esa voz era conocida por el sargento Lozano, pero ¿de dónde salía?
El imaginaria, al momento reaccionó y dijo: Perdone mi sargento, pero olvidé decirle cuando usted llegó, que el sargento Cabello se encontraba en la habitación.
Sí, pero ¿Dónde está?. Fue cuando la bola de la almohada se volvió y con los ojos semi-cerrados contestó con un cabreo impresionante: ¡aquí, estoy aquí ¡, !o es que estáis ciegos¡
Efectivamente era él, aquella bola gigante y amarilla era su cabeza, y el bicho asqueroso al que estuve a punto de disparar era su peluca. ¡Todo tenía su explicación!, pero el susto aun lo lleva en su cuerpo el sargento Lozano después de 30 años.
Resulta que el sargento Cabello, se disponía a casarse en breves fechas, y por motivos de la tensión y nervios provocados por la inminente boda, sufrió un proceso de caída de pelo, hasta tal punto que se le cayó totalmente. Como no quería darse de baja, ni posponer el enlace, se compró una peluca (de las de entonces), y por las noches para dormir la dejaba junto a la cama, a la vez que antes de acostarse, se embadurnaba la cabeza con una especie de producto amarillento, que le ayudaba a que el pelo volviese a crecer, más rápido y fuerte.
El sargento Lozano se dirigió entonces al Imaginaria, no quería al día siguiente ser la comidilla y el cachondeo del RACA 14 ¡como digas a alguien lo que ha pasado te corto lo “guevos”! ¡Entendido! Sí mi sargento. Y vaya si lo entendió, nunca se supo nada de aquel incidente.
Lozano no pegó ojo en toda la noche, y cuando se levantó mucho antes que Cabello, pues estaba de servicio, lo hizo con la luz apagada para no verle. Más tarde cuando lo vio en instrucción, solo acertó a decirle: Tiene guasa, ¡llamarte Cabello y estar calvo! El se lo tomó a broma, era buen chaval.
Afortunadamente se casó con el peluquín (bueno con el peluquín no, con su novia), y el pelo le volvió a crecer con mayor fuerza si cabe, pero aquella anécdota, no se me olvidará querido amigo Rafael Cabello García, y desde aquí te mando un abrazo allá donde te encuentres, esperando que la vida te haya sonreído.
(En otra ocasión, contaré el día que te llevaste un poste de teléfonos con tu pieza ATP M-44, cuando volvíamos de las Canteras). ¡Pero como digo, esa es otra historia!


Subteniente de Artillería
Antonio Lozano Herrera